jueves, 18 de octubre de 2012

Capitulo 1. Nerviosismo.






*Narra Coral*

No me lo podía creer ya era día 30, tantas semanas esperando y era el momento, me levanté como todas las mañanas, tarde, cuando me quise dar cuenta mi vecino ya estaba llamando a mi puerta para coger el bus. 

- Vamos Coral o perderemos el bus.
+ Tranquilo ya salgo. Adios mamá.

Cuando cogí el bus me puse los cascos, para escuchar One direction como no, bajé de ese autobús pequeño y maloliente, iba decidida a encontrarme con mi mejor amiga, sabía que ella estaba tan nerviosa como yo por verme, por fin mañana seríamos las chicas más felices del mundo.

- ¡FANNYYYY! - Al verla solo pude correr hacia ella y gritar.
+ Tía no chilles, que nos mira la gente - Dijo mientras se ponía roja.
- No puedo calmarme mañana por fin veremos a nuestros cinco novios- Dije entre risas.

Fanny es de esas tipícas chicas que es muy timida en un principio, pero cuando coges confianza es la mejor, te hace reir cada segundo y no duda en dar la cara por ti.

Las seis horas de clase se me hicieron eternas, yo no podía dejar de pensar en todo lo que me esperaba al día siguiente, la emoción de sentir que estarán cerca de mi,y por supuesto la emoción de verlas a ellas, a nuestras hermanas, ¿qué quien son ellas? pues tres chicas con las que Fanny y yo fangirleabamos a todas las horas, en ese momento tocó el timbre y salí dispuesta a llegar a casa cuanto antes.
Solo quería que llegará el día siguiente, no veía la hora de dormirme, pero al fin llegó.

- Hasta mañana mamá.
+¿Ya te vas a dormir? 
-Si, mañana quiero despertarme pronto.
- Vale cariño, buenas noches.

Al día siguiente me desperté euforica, cuando me levanté me puse esto http://www.polyvore.com/cgi/set?id=61310971&.locale=es y me puse los cascos con la música a tope, llegué al instituto, no pasaban las horas, era una sensación horrible, al final tocó, corrí a buscar a Fanny y nos fuimos al tren, no estube tranquila hasta que estuvimos dentro.


*Narra Fanny*

Era un camino largo hasta Madrid, pero merecía la pena, por fin veríamos a nuestros chicos, además, con Coral el camino se hacía ameno, no dejábamos de reirnos.

-Espero que les podamos ver de cerca, aunque supongo que será muy dificil.
- Bueno Fanny no te preocupes, seguro que lo conseguimos.

Ella siempre intentaba que viera la parte positiva, aunque estaba claro que pensaba como yo. No eramos las únicas, ni de lejos, que estabamos esperando esto con ansias.
Por fin llegamos a la estación, donde nos esperaban Alexia, Carolina y Nuria, tenía muchisimas ganas de verla.
Dios, no podía creer que ya estubieramos aquí, en la misma ciudad que ellos.
Nos dirigíamos al lugar donde esperábamos verles, iban a saludar a las fans durante un rato, pero unas calles antes de llegar nos dimos cuenta de que estaba lleno de gente que también querían verles
.
-Esto va a ser imposible chicas- Dijo Coral, hasta ella estaba desilusionada ya.

Pero yo no iba a permitir haber hecho todo este camino en vano, empezamos a hacernos hueco entre la gente y logramos ponernos en una buena posición.
Quedaban varias horas para que salieran, pero estar allí era genial, todas las Directioners cantábamos canciones de los chicos, o nos reíamos con sus mejores momentos, hicimos muchas amigas.
De repente todo el mundo empezó a gritar, nosotras no sabíamos lo que pasaba pero no tardamos en darnos cuenta.
La ventana. Una cabellera morena y rizada. Harry.
No podíamos creerlo, estaba ahí. Pronto aparecieron todos y bajaron para saludar.
Teníamos que esperar bastante para que llegara nuestro turno, habíamos prometido no llorar ni gritar, pero cuando apenas estabamos a 10 metros suyos no pudimos evitarlo y explotamos.
LES TENÍAMOS ENFRENTE, JODER.
Pero algo pasó cuando quedaban unas 5 chicas delante nuestro, un tipo bastante grande vino y dijo que no podíamos seguir. Y ya, no dijo nada más, pero cuando busqué con la mirada a los chicos me percaté de que no estaban.
Parecía que todo había acabado ya, no les íbamos a conocer nunca, ellos se quedarían una noche más en España pero estaban fuera de nuestro alcance. Nuestro sueño no se iba a cumplir.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada